¡Solicita una auditoria SEO de tu página web totalmente gratis por tiempo ilimitado!
Antes: S/99 Ahorras: S/99
Gratis
TERMINA EN:
D
H
M
S

#1. La estrategia: las 5Ws del email marketing

laptop_05

Para definir tu estrategia necesitas tener claro ciertas cuestiones:

  • ¿Quién?
  • ¿Por qué?
  • ¿Qué?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cómo?

Solo con contestar a estas 5 preguntas tendrás toda la información que necesitas para plantear tu hoja de ruta.

1. ¿Quién? Define a tu lector ideal

Este representa el primer paso en toda estrategia de marketing. Resulta necesario e importante saber a quiénes y dónde se dirige el mensaje en el momento de redactar un email o post. Por un motivo simple y razonable, si se desconoce a quién o quiénes se dirigen las campañas, no se podrá ofrecer el contenido idóneo.

La razón es simple: si no sabes para quién escribes en tus campañas, no se podrá ofrecer el contenido adecuado, crear los mejores emails de venta o entablar una relación de confianza.
Para ello, es importante tener datos como, los demográficos, conocer las ambiciones y objetivos, conocer la rutina de su día a día, sus principales problemas y aquellas cosas que son dolorosas.
Asimismo, es importante que todos los suscriptores estén segmentados de acuerdo a los intereses de la audiencia. Este punto es fundamental en el momento de personalizar el email.

2. ¿Por qué? Define tus objetivos

Para desarrollar esta parte, es importante concretar dos tipos de objetivos, los generales de la campaña y los específicos de cada email.

Aunque tu objetivo final es vender, cada correo específico de la secuencia tendrá una meta individual.

Es importante conocer todos los objetivos de la estrategia de Marketing, por lo que representa una brújula que orienta a continuar con el trabajo.

3. ¿Qué? Determina tu tipo de contenido

Es necesario que te fijes en el objetivo de tu campaña y, particularmente, del correo que vayas a mandar para decidir si crearás un tipo de contenido u otro. Te doy algunos ejemplos de contenidos.

  • Objetivo «aportar valor»: mediante contenidos que contengan información especializada. Por ejemplo: listado de herramientas especiales, consejos, trucos, etc.
  • Objetivo «generar tráfico»: aquí podrías recurrir al uso de un blog o algún tipo de newsletter que mantenga el interés de los suscriptores y los pueda redirigir a otros tipos de contenido.
  • Objetivo «autoridad»: puedes mostras colaboraciones con otros sitios web, entrevistas o cualquier caso de éxito que quieras compartir con tus suscriptores.
  • Objetivo «generar confianza»: intenta mostrar tu lado humano presentándote y compartiendo una que otra anécdota casual. Es importante que no todo se trate de negocios.

Sin embargo, nada de lo que te he comentado anteriormente valdrá algo si es que el contenido que creas no resulta relevante y útil para quien lo lee.

Para esto, una buena idea es preguntarte cómo puedes ayudar a la persona que recibe tus emails. El suscriptor debe ser tu prioridad o sino terminarás como tantos blogs a los que uno se suscribe por la primera impresión, pero con el tiempo pierden todo interés. A nadie le gusta recibir una oferta tras otra, como si fuera spam.

Tus suscriptores son las personas más importantes en tu negocio después de tus clientes, así que recuerda tratarlos como tal.

4. ¿Cuándo? Establece una frecuencia

No hay fórmula mágica que aplique a todas las campañas, por lo que la frecuencia de envío será diferente en cada una.

Lo mismo con el tipo de contenido, cada uno tendrá una frecuencia distinta. Un newsletter, por ejemplo, suele enviarse de forma semanal.

Si tienes problemas para determinar una frecuencia de envío adecuada, no te preocupes: tus lectores te pueden dar la respuesta.

Acude a las estadísticas de tus envíos y verifica su tasa de apertura, cruza información y corrige algunas variables. Por ejemplo, si tus suscriptores no parecen interesados en leer tu newsletter semanal, podrías probar con un resumen mensual y ver si tiene más aceptación.

Otra buena opción es que les preguntes directamente. Ahora es muy fácil crear formularios en línea con aplicaciones como Google Form.

Aprovecha todas las herramientas con que cuentas y elabora contenido a la medida de tus suscriptores.

5. ¿Cómo? La automatización

Mantener el contacto vía email puede ser algo tedioso y es por ello que hoy contamos con la posibilidad de programar secuencias de emails que son enviadas de forma automática mediante una opción llamada “autoresponder”.

¿Te imaginas cuánta gente se volvería loca sino? ¡Con todos los contactos que un negocio y la periodicidad con que debe contactarlos!

Casi todos los mini cursos virtuales, guías en PDFs y recursos gratuitos que se envían a un suscriptor (lead magnets) que suelen llegarte al correo electrónico son enviados por secuencias automatizadas de emails.

Pero ese no es el único tipo de email que se puede automatizar. También están los que:

  • Presentan a la empresa ante nuevos clientes.
  • Muestran nuestras redes sociales.
  • Explican el tipo de contenido que va a recibir vía email.
  • Dar una contraseña si existe una opción premium o bajo registro.

De modo que, por ejemplo, puedes automatizar una secuencia en la que primero te presentas con tu suscriptor, luego le muestras tus redes sociales y posteriormente ofreces un resumen de tus mejores contenidos del newsletter. Este tipo de estrategia funciona muy bien para generar confianza con los suscriptores más nuevos, pero las posibilidades son realmente infinitas y depende de ti explorarlas.

Asimismo, existen plataformas de email marketing que te permiten personalizar la experiencia del usuario de acuerdo a su interacción con el correo (por ejemplo, según de clic a un enlace o no). Esto sirve para generar embudos de venta y conducir al usuario hacia los productos o servicios que más le interesen, de manera que el email marketing se convierta en una herramienta fundamental de tu negocio.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Entradas Recientes
Artículos relacionados