Diferencias entre persona natural y persona jurídica

pregunta

¿Estás pensando en iniciar una empresa? Es el momento de decidir si con esta nueva idea de negocio empezarás como persona natural o persona jurídica. ¿No estás seguro de cuál es la diferencia entre los dos términos? Te ayudamos a tomar la mejor decisión.

Lo primero a tener en cuenta es que, no importa bajo qué tipo de forma actuarás ante el sistema tributario, de igual forma, si eres una persona natural o jurídica, debes registrarte en la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT).

Como persona natural o jurídica, debe registrarse y obtener el RUC, un registro informático de la SUNAT donde deben registrarse todos los contribuyentes del país y que contiene los datos (nombre, teléfonos, correo electrónico, dirección fiscal, denominación o razón social, entre otros) del contribuyente.

Personal natural

La figura de una persona natural es ideal para pequeños negocios como bodegas, zapaterías, librerías, peluquerías, jugueterías, entre otras. Esto significa que todos los derechos y obligaciones recaerán sobre ti, y como tal, deberás asumir el pago de las deudas u obligaciones que contrates como dueño de tu propio negocio.

Si sus clientes serán principalmente personas y no empresas, entonces debe elegir la forma de la persona natural. Otra característica tiene que ver con la formalización, ya que es más sencilla y económica.

Es necesario resaltar una desventaja de ser una persona natural y es que, si necesitas apalancamiento bancario, con este formulario tienes menos oportunidades de obtener créditos financieros.

Persona jurídica

Si tu idea está diseñada como empresa, la opción para ti es adoptar la forma de una persona jurídica. Ahora, pensando en algo más grande, puedes tener uno o más socios, quienes ejercerán derechos y cumplirán con las obligaciones inherentes a la nueva sociedad incorporada.

Como persona jurídica debe registrarse y constituir la empresa. Es decir, necesitas buscar y reservar el nombre de la nueva empresa, preparar la minuta, el abono de de bienes y capitales, inscribirte en registros públicos y obviamente, formalizar tu inscripción al RUC como persona jurídica.

Al ser una persona jurídica garantizas que, si algo sale mal, tu patrimonio personal no se verá comprometido. En este caso, solo se verán afectados los fondos o activos registrados a nombre de la empresa.

Compartir: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Ir arriba